Acerca de la Parroquia

Historia de Barañáin

El nombre de Barañain, con algunas variaciones durante las diversas épocas, se puede traducir, según casi todas las fuentes como “situado en el llano”. Está situado en una parte llana, en un espolón triangular entre la confluencia de los ríos Arga y Sadar. Su terreno fue mucho más extenso, hasta San Juan de la Cadena, Y en el año 1932, se edificó en sus terrenos el Hospital de Navarra, que fue conocido como “Hospital de Barañain”.

Su datación histórica, sin elementos actuales que subsistan, se remontan a la prehistoria y a la existencia de una Villa Romana en el siglo IV d. C. Consta también la existencia de un convento de las monjas de San Agustín en el año 1244.

Hasta el año 1960, la pequeña localidad no tenía más de 100 habitantes, y en los años 60 se inicia un rápido crecimiento, con la urbanización actual del nuevo Barañain. El 12 de mayo de 1968 se entregan las primeras 112 viviendas de esta urbanización, y comienza la expansión hasta constituirse en la tercera población de Navarra en número de habitantes.

La antigua parroquia de San Esteban

Antigua parroquia de San EstebanEn el antiguo núcleo de la población, o Pueblo Viejo, se sitúa la antigua iglesia de San Esteban, cuya datación es del siglo XVI. Esta cronología se documenta con las obras del cantero Miguel de Altuna, de finales del siglo XVI.

La torre, de construcción prismática, es obra del cantero vecino de Ustarroz, Pedro de Sagardi, cuyas obras anteriores a 1580, fueron tasadas en 1210 ducados.

En el siglo XIX se sustituyó la antigua cubierta y la cabecera de la iglesia. La planta de la misma es rectangular, con dos pequeñas capillas a ambos lado de la nave central, y una sacristía construida al lado de la cabecera, en el lado del evangelio.

Durante muchos años ha estado sin uso y en unas condiciones bastante deplorables de conservación. Tanto el edificio de la iglesia como las construcciones anexas a la misma y adosadas a la obra principal, en la parte de la cabecera, en el lado contrario a la torre, y en lado en que se sitúa la puerta principal.

Rito ortodoxoEsta iglesia se debe considerar como el antecedente histórico de la actual Parroquia de San Esteban y San Pablo de Barañain. Y así han pasado de esta iglesia a la actual, la escultura de San Esteban, colocada en el presbiterio, y la Pila Bautismal actualmente en uso en la nueva iglesia. Así como una copia de Santa María de Barañain.

En la actualidad está en uso, después de las obras de adecuación consiguientes, para su uso en las celebraciones de rito ortodoxo, y es utilizada por una Comunidad Cristiana Ortodoxa de Rumania, ya que fue cedido su uso por el Arzobispado de Pamplona, propietario del inmueble, a esta Comunidad Cristiana que carecía de un local en Navarra para sus celebraciones.

 Primeras situaciones de la actual parroquia

Ante el fuerte desarrollo de los habitantes de este Nuevo Barañain, y dadas las deficientes condiciones en las que se encontraba la antigua iglesia, además de su poco espacio, se plantea la necesidad de crear una nueva Parroquia con el nombre de PARROQUIA SAN PABLO, durante unos meses en los locales de unas escuelas situadas en la Plaza de los Sauces, en el año 1969, en los que los días laborales se utilizaban como escuela y los sábados y festivos se celebraban allí las eucaristías y otras celebraciones parroquiales.

A tal fin vienen nombrados por el Arzobispado, D. Florentino Ezcurra como párroco y D. Jesús María Díaz como vicario parroquial el 9 de junio de 1969.

En septiembre de 1969, y antes de la inauguración del Colegio de Santa Luisa de Marillac, de las Hijas de la Caridad, se cede la capilla de dicho Colegio para las celebraciones Parroquiales. El colegio se inaugura el año 1970.

Esta capilla es utilizada hasta finales del año 1988, en el que se inauguran la actual iglesia, locales y salas parroquiales y dos viviendas para los sacerdotes de la parroquia.

Construcción de las nuevas instalaciones

Parroquia construidaA finales de los años 1980, el entonces párroco D. Jesús María Díaz Ganuza, y el Consejo de Pastoral de la parroquia, toma la decisión de la construcción de la actual iglesia y locales. A tal fin se encarga el proyecto y dirección de obra al arquitecto D. Jesús Marino Pascual Vicente. La obra la realiza la empresa Construcciones Tellechea . Construida en terrenos cedidos por el Ayuntamiento de Barañáin.

Esta nueva iglesia se inaugura el día 23 de diciembre de 1988.

El diseño, al exterior, está dominado por las líneas rectas y espacios cuadrangulares, rematada por un cimborrio octogonal que encierra dentro la linterna que ilumina el centro de la iglesia.

En un lateral, casi en situación de exenta, se sitúa la torre campanario de base triangular, acabada en una pirámide con su cruz en lo alto.

Interior de la iglesiaEl interior de la iglesia, causa una sensación óptica de circular, que no es verdadera, ya que está construida perimetralmente por un polígono totalmente irregular. Situado en el centro aproximado de la iglesia se construye un piso elevado por dos escalones, formando un espacio circular para el altar, el cual se coloca en la vertical del cimborio y es iluminado directamente por la linterna que en él está ubicada.

La techumbre está constituida por una estructura ascendente hasta la base de la linterna del cimborrio, tomando una forma octogonal casi perfecta. Esta techumbre está cerrada por medio de unos paneles blancos encajados en perfiles también blancos.

El cimborrio y linterna situado sobre el altar, es un octógono perfecto, sostenido por dos estructuras situadas a dos niveles, las dos en forma de cruz. Si tenemos en cuenta la forma octogonal, nos lleva a su simbolismo religioso, ya que el ocho es el símbolo de la trascendencia de lo humano hacia lo eterno. Tenemos los ejemplos octogonales del Templo del Santo Sepulcro de Jerusalén y las iglesias en Navarra de Torres del Río y de Eunate.

Lucero del altarLa doble cruz que sustenta la linterna no necesita más interpretaciones, toda la Iglesia tiene su base en la Cruz de Cristo, y así se sustenta en Barañain la cúpula y la linterna. La cruz situada a menor altura está adornada por doce círculos recortados en los flejes de hierro que constituyen la cruz, e inscritas en los mismos doce pequeñas cruces. Otra vez la simbología de los números, en este caso el número doce, que significa elegidos y multitud. Las doce tribus de Israel, los doce apóstoles, y los doce mil señalados de las doce tribus que cita el Apocalipsis. En las doce cruces y sus círculos estamos representados todos los cristianos, llamados a ser propagadores del evangelio de Jesús.

La linterna es rematada por ocho placas de vidrio, traslúcidas, triangulares, que forma un remate en forma de punta de diamante, para proporcionar la luz directamente sobre el altar. LA LUZ, que según San Juan, en su evangelio 1,9, nos dice que el Verbo es la Luz verdadera. Simbología completa de esta linterna destinada a iluminar el altar, a la iglesia y a todos los fieles aquí representados.

Así el cimborrio-linterna tiene todos los elementos que van sublimando su simbología: El octógono, que nos refiere a la trascendencia de lo humano y natural. El doce que nos da referencia a que todos somos elegidos para completar la labor de Jesús y su Cruz. Las dos cruces que sostienen toda la estructura de su Iglesia. La belleza y la magnificencia de una punta de diamante que nos proporciona la luz, y la luz verdadera proviene de Dios. 

Imágenes del presbiterio

Santa María de Barañain.

En el presbiterio está colocada, sobre una peana de madera, una imagen de la Virgen que denominamos de Santa María de Barañáin.

Santa María de Barañáin (original)

Tenemos que hacer referencia a otra imagen de la Virgen del S. XIII,  guardada en el Museo Diocesano de Pamplona y catalogada como “proveniente de la iglesia de San Esteban de Barañain”. Si la iglesia de San Esteban es del S. XVI, tenemos que pensar que esta imagen provenía de otra iglesia anterior, o tal vez del convento de las monjas de San Agustín, existentes en Barañain en 1244. Es una imagen románica tardía, sedente, con el niño en sus rodillas, en el centro, pero la virgen tiene la mano derecha desprendida del contacto con el niño, al que solo le toca con la mano izquierda. No es por tanto lo que conocemos como “virgen trono”, sino que ya se intuye una tendencia hacia lo que después serán las Vírgenes góticas.

 

Nueva imagen de Santa María

Santa María de Barañáin (copia)

Actualmente en el presbiterio tiene un espacio una nueva imagen de la Virgen, también denomina de Santa María de Barañain, la cual es copia de la anterior imagen del siglo XIII, con el único cambio de la postura de la mano derecha de la Virgen, por entender que originalmente así sería así la imagen primitiva.  Es una imagen actual, que se encarga al escultor Talleres Guillén. El estofado, dorado y policromado de la escultura la realizó López Furió. Esta si ahora es de las que se ajusta al modelo de “Virgen trono”. Sedente, con el Niño centrado en sus rodillas y ambas manos de la Virgen en contacto con el Niño, y los brazos hacen el servicio de brazos de un trono. El Niño sostiene en su mano izquierda un libro, “El es la Palabra”, y bendice con su mano derecha.

Cristo Crucificado

Cristo en la Cruz

Este Cristo Crucificado proviene del Hospital de Navarra. De estilo romanista, de finales del siglo XVI. Cristo aparece con el brazo derecho descolgado de la cruz, en actitud de abrazar al fiel que lo contempla. Se aprecia un buen estudio anatómico especialmente en el torso y las piernas. La cabeza está esculpida con finos rasgos. El amplio paño de pureza se recoge con un nudo en la parte derecha, dejando al descubierto el muslo del mismo lado. Su acabado y su torsión lateral al despegar el brazo derecho nos remite a una buena escultura propia de la corriente romanista, y anuncia el manierismo. Los días de Viernes Santo, se baja para la adoración de los fieles.

Escultura de San Esteban

San Esteban

Situada en la pared del presbiterio se encuentra una escultura de bulto de San Esteban, que proviene de la antigua iglesia de San Esteban de Barañain. Se le puede datar en los principios del siglo XVII, y estaba en el desaparecido retablo de la citada iglesia. La policromía de este retablo fue ejecutada por Fermín Huarte y fue tasada el al año 1627 por 60.000 reales. Por lo tanto se puede pensar que esta escultura pertenece a este autor. Al pasar a la nueva iglesia, y dadas las deficientes condiciones en que se encontraba fue restaurada por una especialista. Es una escultura que se le puede datar como tardo-romanista y de catalogación claramente manierista por la torsión del cuerpo con relación a la dirección de la mirada, y el gesto de las manos escondiendo en el lateral derecho de su cuerpo un libro. Este gesto se puede interpretar como una “defensa del Evangelio”, por lo cual fue martirizado. Viste dalmática con gruesos pliegues, como diácono, y roja por ser el color propio de los mártires.

Pila bautismal

Pila bautismal

También procedente de la iglesia antigua de San Esteban, en el presbiterio se sitúa una pila bautismal del siglo XVII, compuesta por un fuste movido de base cuadrada, sobre la que se asienta la taza semiesférica, gallonada en la parte inferior y con adornos circulares en forma de soga en la parte superior. A modo de tapa tiene una pieza de piedra circular con parcelamientos esculpidos para poder depositar en ellos las diversas vasijas que se utilizan en la administración del Sacramento del Bautismo.

PARROCOS Y SACERDOTES EN LA PARROQUIA

Unos años después de la constitución de la Parroquia San Pablo, el año 1969, y después de la inauguración de la nueva iglesia, el entonces párroco D. Jesús María Díaz, viendo que no había Decreto de Erección Canónica de la Parroquia de San Pablo, promueve el cambio de nombre teniendo en cuenta la continuidad de la actual parroquia con la antigua de San Esteban, adoptando la titulación de PARROQUIA SAN ESTEBAN Y SAN PABLO. Propuesta que es aceptada por el Arzobispado.

En el servicio de pastoral de esta parroquia citaremos a los sacerdotes que lo han realizado:

Párrocos

  • De junio de 1969 hasta enero de 1979, D. Florentino Ezcurra Oroquieta,
  • De enero de 1979 hasta septiembre de 1997, D. Jesús María Díaz Ganuza.
  • Desde septiembre de 1997, hasta la actualidad D. Javier L. Vidaurreta Zubiri.

Vicarios parroquiales:

D. Jesús María Días Ganuza,D. Justo Jimeno Urzainqui.Padre Pedro Lasheras Aguinaga, escolapio.Padre Ernesto Barea, claretiano y D. Javier Irisarri Maeztu.

Adscritos:

D. Saturnino Bermejo. D. Martín Zulet. D. José Miguel Chocarro y D. Javier Leoz.

Festividades en Barañáin

Desde tiempo inmemorial, el Patronazgo de Barañáin, ha sido el de San Esteban. El Ayuntamiento de Barañain se constituye el día 28 de diciembre de 1984, con la segregación de la Cendea de Galar, de la cual formaba parte como Concejo. Con anterioridad a esta fecha, el Concejo tomó, entre otros varios acuerdos que han sido mantenidos por el Ayuntamiento de Barañáin, dos acuerdos relacionados con el Patronazgo de la localidad:

  1. Patrono de Barañain.- Nombró patrono de Barañain a San Esteban, y así viene celebrando este patronazgo con varios actos institucionales el día de la festividad de San Esteban, el 26 de diciembre.
  2. Fiestas patronales.- Las tradicionales fiestas patronales de verano, se celebran en los días del fin de semana más próximo a San Pablo, cuya festividad es el día 29 de junio.

Barañain, octubre de 2012.

J. P.